Decoración de Primavera, Decoración de verano, Decoración dormitorios, Decoración Primavera-Verano, decoración primaveral, Inspiración decorativa

Convierte tu habitación en un fresco dormitorio de verano (en 15 minutos)

España es un país caluroso. De eso, no hay ninguna duda. Pero, a pesar de las altas temperaturas que nos visitan verano tras verano, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), más del 55 % de las viviendas con cuatro o más miembros no disponen de aire acondicionado.

La estancia de la casa en la que más se sufre el calor es el dormitorio, cuando tratamos de conciliar el sueño y no hay manera por más vueltas que demos… ¡No hay problema! Si no dispones de aire acondicionado, en este artículo del blog de Hogar Tapizado te contamos algunos trucos e ideas que te permitirán transformar un dormitorio con aire otoñal en una habitación fresquita de verano en la que poder descansar y ¡dormir a pierna suelta!

Y todo esto lo vamos a conseguir en tan sólo 15 minutos. Soluciones prácticas, rápidas y efectivas para transformar tu dormitorio por completo y pasar un verano más agradable. Cambio de tejidos, variedades cromáticas renovadas, detalles de inspiración veraniega, alfombras de verano y mucho más…

No te pierdas las ideas fresquitas que te traemos esta semana y ¡piérdele el miedo a las calurosas noches estivales! Con estos trucos, ideas y consejos tu dormitorio será un oasis en el desierto a prueba de olas de calor. Papel y lápiz, que comenzamos.

 

 

Consigue un  dormitorio de verano en 15 minutos

 

Colores que refrescan el ambiente.

Los colores que elijas para decorar tu habitación determinarán lo fresca o poco fresca que se mantenga la estancia. Una idea muy sencilla es incluir en los textiles de la habitación colores que evoquen e inspiren el verano. ¿Qué colores te transportan al verano? El azul del mar, el blanco de las nubes de verano, el verde de las plantas, los tonos ocres del atardecer, etc. Todos ellos pueden estar presentes en los textiles de tu dormitorio creando una sensación mucho más refrescante y relajada. Si quieres incluir algún tono más intenso, puedes reservártelo para los detalles decorativos.

Aunque parezca mentira, cambiando únicamente los textiles darás un paso de gigante en la transformación del dormitorio, pero si además te decides a pintar la habitación, te recomendamos apostar por los blancos rotos o los tonos pastel empolvados, turquesas… También el papel pintado puede ser un buen aliado si incorpora estampados florales o motivos veraniegos. Eso sí, esto te llevará más de 15 minutos, así que si quieres algo rápido, cambiar los textiles puede ser un buen comienzo…

 

 

Tejidos amigos para soportar el calor.

Además de los colores de verano, los tejidos juegan un papel aún más relevante si cabe… ¿Cuáles elegir? Además de eliminar capas y capas de tu cama, es importante que elijas colchas y sábanas de tejidos naturales transpirables. El lino y el algodón son los tejidos veraniegos que tu dormitorio está pidiendo. ¡Eso sí! Ten en cuenta que estos tejidos necesitan de mayores cuidados ya que se arrugan y estropean con mayor facilidad.

Otra buena idea en tejidos, puede ser incorporar un dosel de tela a la cama. Aporta un aire muy relajado y te protegerá del calor. También puede serte útil incluir una manta de verano o plaid a los pies de la cama. Cuando las noches de verano rozan septiembre suele refrescar y puedes agradecer echarte una capa más encima.

 

Alfombras de algodón, yute, cáñamo o bambú.

Las alfombras también pueden ser para el verano. Sí, como lo oyes. Aunque ‘a priori’ puedes pensar que eliminar las alfombras por completo es la mejor solución, encontramos opciones de alfombras de verano que decoran sin cargar y “calentar” el ambiente.

Algodón, yute, cáñamo o bambú son materiales y tejidos perfectos para estos complementos decorativos. Además de refrescar el suelo de la habitación, conseguirán darle ese toque de estilo Mediterranean Folk que tanto se lleva esta temporada. Si quieres saber más sobre cómo conseguir este estilo decorativo, visita este artículo.

Cuando lleguen los meses más fríos, podemos mantener estas alfombras, ya que combinan muy bien con plaids más gruesos con aire étnico, incluyendo algún otro elemento decorativo en yute a juego, por ejemplo, en lámparas de mesita o en jarrones.

Si quieres una alternativa a las alfombras de fibras naturales y te gustan más las de pelo por la sensación confortable que ofrecen, te recomendamos las de pelo corto para el verano.

 

Toques rústicos.

¿Quién no recuerda las vacaciones de verano de la infancia? Esas en las que los días transcurrían entre juegos, baños refrescantes, risas y nuevos amigos. Recordando esos veranos idílicos, puedes incorporar elementos rústicos a tu dormitorio de verano. Una silla típica de mimbre, un cabecero decapado en tonos blancos, cestas de mimbre, etc. son algunas opciones.

El límite está en tu imaginación, o mejor dicho, en tus recuerdos. Aporta ese toque personal e intransferible a tu dormitorio rescatando elementos que evoquen tus mejores veranos. Si necesitas más ideas sobre decoración rústica, visita este artículo.

 

Plantas que refrescan.

Las plantas logran refrescar una estancia casi al instante. Aunque no suele ser recomendable tenerlas en la habitación mientras duermes, puedes colocarlas en el alféizar de la ventana o, si tienes la suerte de tener un balcón o terraza que de salida a la habitación, incorporar plantas en estos espacios ayudará a refrescar mucho el dormitorio.

Un truco para refrescar más la habitación es regar las plantas por la noche. La tierra húmeda y la brisa algo más fresca de la noche ayudarán a refrescar el dormitorio y prepararlo para que duermas mejor. Por tanto, plantas en el alféizar o en el balcón que da acceso al dormitorio, ¿y qué hacemos con las cortinas? Apuesta con visillos vaporosos en tonos claros o por estores en variedades cromáticos de verano como azules marineros o empolvados.

 

 

Detalles de verano.

En el blog de Hogar Tapizado siempre destacamos la importancia de los detalles en la decoración. Gracias a estos pequeños elementos decorativos, podemos mostrar más sobre nosotros y, además, conseguir más fácilmente el objetivo decorativo que nos hayamos fijado.

Como ideas para transformar un cuarto otoñal-invernal en uno de verano, te proponemos jarrones con flores frescas, pequeños cestos de fibras naturales para guardar pulseras, detalles decorativos marineros, cojines con textiles renovados, etc. En la tienda online de Hogar Tapizado encontrarás fundas para cojines lisas y estampadas. Descúbrelas aquí.

 

Ambiente informal y relajado.

Estancias donde menos es más. Esa es una de las claves fundamentales a alcanzar para conseguir que el verano entre en el dormitorio. Evita recargar la habitación con mobiliario y elementos decorativos que no vayas a utilizar. Economizar los elementos del dormitorio aportará un “aire” más relajado a la estancia.

Como comentábamos, la decoración de verano se caracteriza por ser relajada y desenfadada, por tanto, huye de la perfección y de las estancias “colocadas” al detalle. No es necesario que todo esté milimetrado. Sin caer en “la leonera”, puede estar bien que el dormitorio refleje la diversión propia de los meses de verano inspirándote en los días playeros. Una colcha abierta, los libros aparentemente desordenados en la mesita, la ventana entreabierta, etc. A lo mejor estos trucos para conseguir un ambiente más informal se nos contagian en nuestro estado de ánimo y nos sentimos más “zen”.

 

Los trucos de toda la vida.

Por último, y en ausencia de aire acondicionado, toca aplicar los consejos de toda la vida para refrescar la casa y, ya de paso, ahorrar en energía. Persianas abajo durante las horas en las que el calor es más intenso (12:00h- 18:00h); ventilar a primera hora de la mañana o a última de la tarde; apagar las luces y cambiar las bombillas tradicionales por leds y, si te gustan, una alternativa económica al aire acondicionado son los ventiladores de techo.

 

Como ves, tu dormitorio se puede adaptar a las necesidades de cada estación del año aplicando unos sencillos cambios ‘low cost’. Los dormitorios pueden ser tan camaleónicos como quieras.

Esperamos que estos trucos e ideas tan frescas conviertan tu dormitorio en la estancia favorita de tu casa durante este verano. Permanece atent@ al blog de Hogar Tapizado porque cada semana te traemos novedades para ayudarte a dar una nueva vida a tu hogar, o al menos inspirarte para hacer realidad los cambios que tienes en mente.

Entradas Relacionadas