Inspiración decorativa, Orden y almacenaje, Organización y limpieza

Cambio de armario: 10 trucos para aprovechar el espacio y lograr que se mantenga ordenado

Estamos a las puertas del verano, pero, ¿tu armario se ha quedado en octubre? ¿Cuándo lo abres descubres un batiburrillo que mezcla camisetas de manga corta y vestidos de tirantes con jerseys de punto y chaquetas de invierno? Ha llegado el temido momento del cambio de armario (y lo sabes…).

Pero no sufras, porque en el blog de Hogar Tapizado te traemos 10 trucos para afrontar el cambio de armario de esta temporada con energía. Te mostramos un surtido de ideas que harán del cambio de armario una actividad divertida. Verás como hasta encuentras esa camiseta o vestido que ya ni recordabas en el fondo del armario… Nos hemos propuesto que te diviertas y, además, consigas un armario estético y funcional que querrás pasar horas contemplando y con el que no será un quebradero de cabeza seleccionar cómo vestirte cada mañana.

Te proponemos hacer el cambio de armario de esta temporada en base una filosofía minimalista. De hecho, algunos de los puntos que te mostramos están inspirados en los consejos de la gurú del orden Marie Kondo y su ‘Método Konmari’ para ordenar sin caer en la desesperación. Descubre más sobre su método con millones de seguidores en el artículo del blog de Hogar Tapizado “10 consejos de Marie Kondo para que orden reine en tu hogar (y en tu vida)”.

Por tanto, en el cambio de armario que te proponemos apostamos por la tendencia “decluttering” de plena actualidad, o lo que es lo mismo, el “menos es más” de toda la vida y nos deshacemos de los objetos (ropa y complementos) que no utilizamos y ordenamos los que nos acompañarán en el día a día. Nos ponemos manos a la obra y te ayudamos a hacer el cambio de armario con 10 trucos para aprovechar el espacio y lograr que se mantenga ordenado por más tiempo.

 

 

10 ideas para hacer un cambio de armario (sin morir en el intento)

 

La técnica de los tres montones.

¿Conoces la técnica de los tres montones? La japonesa Marie Kondo la ha popularizado en todo el mundo, pero seguramente ya la habrás aplicado en alguna ocasión sin ser consciente de ello. Se trata de sacar todo lo que tengas almacenado en aquellos armarios y cajones que quieras ordenar y dividir las prendas y complementos en tres montones diferenciados. En el primero de ellos puedes amontonar aquellas prendas y complementos que utilizas y de los que no te quieres deshacer; en un segundo montón puedes incluir las prendas que sabes que no conservarás, ya sea porque están en mal estado o, simplemente, porque ya no las utilizas y quieres donarlas. Y por último, llegamos al tercer montón, el de las dudas, el más problemático de todos y el que despierta más incertidumbres. Con el montón de las dudas, puedes tratar de responder a estas tres preguntas: ¿Has utilizado la prenda en los últimos seis meses? ¿Encuentras tres formas de combinarla? ¿Te gusta cómo te queda? Eso sí, si la duda reside en el valor sentimental del objeto, la decisión será exclusivamente tuya… ¡Divide y vencerás!

 

Poner el armario a punto.

Ya que has sacado todas las prendas y complementos del armario, puedes aprovechar para limpiar a fondo el fondo de armario, las estanterías y cajones. Una vez realizada la limpieza, puedes incorporar bolsitas rellenas de flores secas de olor o incorporar pastillas de jabón dentro de los cajones para potenciar el buen olor en la ropa.

 

Tres puertas y un destino.

Ahora ya pasamos a ordenar. En función de las puertas o espacios que tenga tu armario, podemos organizar su contenido teniendo en cuenta los diferentes huecos disponibles. Los espacios con los que cuentes marcarán el destino de la ropa y complementos que almacenes. Por ejemplo, si dispones de un armario ropero de tres puertas, puedes separar la ropa en pantalones, camisas y vestidos. Así sabrás, casi sin pensar, qué tipo de prenda está almacenada en cada espacio.

¡Ah! Y un aspecto muy importante. Antes de guardar la ropa de otoño-invierno, lávala y plancha aquellas prendas que lo requieran para que al sacar las prendas en la temporada que viene estén perfectas. Si guardamos la ropa con alguna mancha, es probable que se estropee.

 

Ordenar por categoría y tipo de prenda.

Además de tener en cuenta el espacio disponible, otra forma de ordenar es por categoría o tipo de prenda, pero compartiendo un mismo espacio. Si no cuentas con un armario ropero de suficientes dimensiones para almacenar la totalidad de prendas y complementos que tienes, en un mismo espacio también se pueden ordenar todas las categorías.

Puedes hacerlo por asiduidad de uso, colocando las prendas y complementos que más utilices de forma más accesible. Coloca en un primer término aquellas prendas y complementos que utilizas más frecuentemente y en segundo y tercer término a las que accedes de forma periódica o puntual.

 

 

Ordenar por colores.

Otra forma de mantener el orden en tu cambio de armario es organizar las prendas y complementos por colores. El resultado es muy estético y puede ayudarte mucho a realizar diferentes combinaciones de vestuario.  Encontrarás de un vistazo lo que buscas y, además, conseguirás mantener mejor el orden.

 

Ordenar los bolsos: en matrioshka o expositor.

Los bolsos suelen ser uno de los complementos más difíciles de ordenar. Son muy diversos en cuanto a tamaños, materiales, formatos y asas, por lo que es fácil que acaben en una maraña imposible o que, en nuestro empeño por evitar que se deformen, ocupen demasiado espacio en el armario.

Un truco para almacenar bolsos y ocupar poco espacio es meter uno dentro del otro, del más pequeño al de mayor tamaño sucesivamente, como una especie de matrioshka o muñeca rusa de bolsos (pero con las asas por fuera). Otra forma de almacenar bolsos es, precisamente, la contraria, mostrándolos. Si tienes una estantería, puedes colocarlos a modo de expositor. Estarán a la vista y conseguirás un buen efecto estético.

 

Organizadores de calzado para ganar espacio.

Con el calzado suele sucedernos algo parecido a lo que nos pasa con los bolsos, ¡No sabemos dónde almacenarlos! El expositor que veíamos con los bolsos puede ser una solución, pero también es buena idea incorporar a tu espacio de almacenamiento un organizador de calzado o zapatero. Ocupan poco espacio y resultan muy útiles.

 

Las perchas al poder.

Las expertas y expertos en orden y organización del hogar recomiendan priorizar las perchas frente al doblado, ya que la ropa se mantiene en mejor estado y no se arruga. Se recomienda utilizar perchas de madera y que sean similares para conseguir un buen efecto estético.

En cuanto a las baldas, mejor no apilar más de tres prendas y hacerlo de mayor a menor. Si apilamos una gran cantidad de jerseys y camisetas es posible que algunas prendas queden en el olvido al final de la balda. Por último, ¿has pensado en incorporar un ‘pantalonero’ extraíble? Resultan muy útiles para poder visualizar todos los pantalones del armario.

 

Cestas y cajas para ampliar el espacio de almacenaje.

Si te falta espacio de almacenaje, por un lado, intenta aplicar el Método Konmari de Marie Kondo para crear un armario lo más minimalista posible, si aún así, sigues necesitando espacio adicional, apuesta por cajas de cartón y cestas de fibras naturales. Quedarán muy bien en tu armario y crearán espacios extra que ni imaginabas…

 

 

¿Qué hago con los complementos pequeños?

Collares, anillos, pendientes, broches, pañuelos, etc. Para evitar que anden desperdigados por ahí, incorporar separadores especiales para cajones puede ser una buena idea. De esta forma, estarán organizados y visibles.

 

Cajones con frontal transparente.

¡Esto ya es lo más de lo más! Los cajones con frontal transparente no son muy habituales, pero creemos que resultan muy útiles. Además de ver a simple vista las prendas o complementos que tenemos almacenados en cada espacio, nos “obligan” (en cierta forma) a tenerlos más ordenados. Si a estos cajones, además, les aplicas el método de doblado que está causando furor: el doblado vertical; podrás almacenar más prendas en menos espacio y el efecto será de lo más curioso, estético y funcional.

 

Deseamos que estos trucos te resulten útiles a la hora de afrontar el cambio de armario. Permanece atent@ al blog de Hogar Tapizado porque cada semana te traemos novedades para ayudarte a dar una nueva vida a tu hogar de forma sencilla.